Huertas urbanas agroecológicas, por un paisaje ecosocial para nuestras ciudades

Por Emiliano de la Maza Iglesias Emiliano de la Maza Iglesias , | Ilustraciones de Jordi Casanueva,

Huertas urbanas agroecológicas, por un paisaje ecosocial para nuestras ciudades
Huertos Urbanos, por Jordi Casanueva

Emiliano nos cuenta y reflexiona desde su experiencia con proyectos como PlantaBanda y Ciudad Regenerativa cómo acercarnos a las huertas urbanas desde un enfoque social y medioambiental.

Existen estudios que mencionan a la Agricultura Urbana como una solución basada en la naturaleza (SbN), que contribuye al suministro de alimentos y proporciona co-beneficios, incluso para la recreación, creación de buenos espacios públicos y para la salud mental. En ese sentido:

"Los beneficios de resiliencia de las SbN para la producción y la seguridad alimentaria sugieren la necesidad de adoptar la multifuncionalidad de la agricultura urbana en lugar de verla únicamente relacionada con la producción de alimentos".

Barthel, Parker and Ernstson, 2015.

Existen muchos estudios que han intentado probar la capacidad de producción de alimentos de la agricultura urbana, hasta ahora no se ha podido probar que esta pueda producir el 100% de los alimentos que consumimos, aunque poco se han estudiado los beneficios multidimensionales que esta provee, complementarios a la alimentación, estos son para mi gusto los mayores beneficios que pueden aportar las huertas a la ciudad actual. La huerta como espacio para compartir con otros, como lugar para interactuar entre desconocidos, como lugar de organización, de aprendizaje y enseñanza; son muchos los aspectos positivos que puede producir relacionarse cotidianamente con el cultivo de nuestros alimentos.

Mi experiencia con las huertas urbanas está muy vinculada a estas interacciones que menciono, que se generan en y con las huertas, las que son un verdadero laboratorio natural que puede estar disponible en el centro de nuestras ciudades. Las posibilidades que brindan las huertas urbanas son muy distintas de las que ofrece un jardín de pasto, o de plantas que no se pueden comer o que no sirven directamente a los seres humanos y su ecosistema. 

Las huertas urbanas agroecológicas nos plantean seguir los patrones de la naturaleza al momento de diseñar nuestro jardín, así como promover las funciones ecosistémicas1 que puedan tener y que son un aporte real frente a la crisis climática. Son una tremenda herramienta de educación ambiental, para todo rango etáreo, presentando un sistema interdependiente, basado en el cuidado y posible de replicar fácilmente desde la escala de un macetero hasta en un parque público. Son productoras de alimento saludable, así como de semillas libres de agrotóxicos y de propiedad. Pueden ser hermosas, dignas de ser contempladas. Son espacios de co-creación colectiva, pueden significar hitos de cuidado e involucramiento de las comunidades con sus entornos. 

Existe una red de interacciones e interdependencias en los paisajes de agricultura en la ciudad, que resultan invisibles o difíciles de ver y comprender para la mayoría de los transeúntes, ya que, a diferencia del tipo de paisaje al que solemos estar acostumbrados en la ciudad, estos lugares no buscan la belleza o el ornato como fin último en sus diseños. No son paisajes ornamentales. No tienen por objetivo “embellecer” el espacio construido, ni ofrecer espacios de contemplación a la vista per se. Tampoco tienen un concepto de limpieza asociado al vacío, o al orden lineal u ortogonal de los elementos. 

PlantaBanda
PlantaBanda

Puede ser muy chocante para alguien que ha sido formado con estos conceptos de belleza, orden, ornato, limpieza. Con el paradigma del color verde como un color permanente y natural, donde las grandes extensiones de pasto son protagonistas del paisaje, o el suelo descubierto, desnudo a la vista, libre de cualquier elemento que "ensucie" o "desordene" su superficie. Donde el "no pisar" y el "no pasar", también forman parte de la cultura del "cuidado".

Las huertas, o chacras, han estado históricamente situadas en el imaginario de lo que pertenece afuera de lo urbano, son parte del paisaje rural, del campo. Sin embargo la ciudad de Santiago, hace 60 años, estaba rodeada y se componía de zonas rurales en gran medida. Comunas como La Granja, Las Condes, Renca y hasta algunos sectores de Providencia y Santiago eran grandes chacras. Nuestros abuelos solían tener huertas en el patio de sus casas por lo que nuestra historia urbana es muy reciente, crecimos sabiendo que "el suelo de Santiago es el mejor para cultivar", por lo que las huertas han estado ahí todo el tiempo.

Somos nosotros, los que nos hemos "desconectado" de la relación natural que tenemos con las plantas y su función en nuestro ambiente, a partir de la hiperurbanización de los últimos años, se prevé que en 2050, el 80% de las personas vivan en ciudades.

Estas desconexión, tanto de infraestructura como de paradigma de paisaje, crea otros impactos negativos tanto en el medio ambiente como en la relación que tenemos con la naturaleza en la ciudad. Las huertas urbanas tienen el propósito de reconectar, de volver a tener una relación con las plantas, el suelo, el aire, el agua, un conjunto de funciones ecosistémicas donde además puede existir un constante aprendizaje a partir de las interacciones, la observación y el cuidado.  

La Chakra en el Centro Nacional de Arte Contemporáneo Cerrillos
La Chakra en el Centro Nacional de Arte Contemporáneo Cerrillos.

Me gustaría abordar un poco más en específico algunos de los beneficios de las funciones ecosistémicas que aportan las huertas urbanas agroecológicas a nuestras ciudades.

Interacciones y patrones de la naturaleza

Biodiversidad 

Las huertas urbanas agroecológicas se componen de diversos cultivos; son policultivos, de esta manera el sistema se fortalece frente a posibles plagas que puedan atacar nuestras plantas. En nuestras chacras se incluyen hortalizas de fruto, de hoja, de raíz, flores, medicinales, aromáticas, inclusive árboles frutales. Las flores son fundamentales para atraer agentes polinizadores como abejas, mariposas, chinitas, pájaros, entre otros.

Control biológico de plagas

Cultivos libres de agrotóxicos, uno de los mayores cánceres de la agricultura tradicional y parte importante de las emisiones de gases de efecto invernadero en esta industria, además de ser el principal contaminante de aguas y suelo agrícola, que se aplican en los monocultivos, es decir, grandes extensiones de cultivo de una sola especie. En las huertas agroecológicas urbanas usamos estrategias biológicas desde el diseño, preparación del suelo, asociación de cultivos, rotación de cultivos, para evitar la aparición de plagas o enfermedades.

Reconocimiento a los actores locales y sus huertas

El Aguilucho, PlantaBanda.
Fotografía tomada por Alvaro Pumarino (Archivo PlantaBanda)
El Aguilucho, PlantaBanda.
Fotografía tomada por Álvaro Pumarino (Archivo PlantaBanda)

Las huertas urbanas agroecológicas se sitúan en algunos casos asociadas a una institución, cultural o educativa, y pueden tener carácter educativo o comunitario. En otros casos las realizan vecinos particulares en el antejardín de sus casas, sea este público o privado, y en ambos casos existe un reconocimiento de los lugares por parte de la comunidad, como espacios de cuidado, de aprendizaje, de soberanía alimentaria incluso. En el caso de los vecinos de a pie, que forman parte de este tejido de huertas en la ciudad, se vuelven muchas veces referentes a seguir, puesto que tienen las mismas herramientas que cualquiera de nosotros. Según registros obtenidos en mi trabajo con la ONG PlantaBanda, los vecinos y vecinas que se ocupaban de una huerta en su platabanda pasaban mucho tiempo interactuando con otros vecinos que se les acercaban para felicitarlos por su labor, para pedirles patillas para reproducir, para expresar su preocupación por la posibilidad de vandalización de los jardines. Así también cuando en la interacción había niñ@s, el vecino cuidador se volvía un referente aún más importante, era "la persona que vive donde está el girasol" en la ruta camino a casa o "el caballero que nos enseñó a sembrar". 

Gestión de residuos 

El 58% de los residuos que generamos en Chile son orgánicos, según datos del Ministerio de Medioambiente, solo aprovechamos el 1%. Existen diversas maneras de recuperar estos residuos, una de las más simples es el compostaje y vermicompostaje, que son prácticas propias de una huerta agroecológica, ya que, es un proceso que transforma nuestros residuos orgánicos en abono orgánico para nutrir nuestras huertas, por lo que, es una práctica necesaria también en las huertas urbanas.

Estratégias regenerativas 

Kiss The Ground Soil Advocate Training Deck

La situación de crisis climática actual se evidencia muy claramente en la problemática de escasez de agua, principalmente a partir de la falta de lluvias. Aquí podemos tomar estrategias para requerir menos cantidad de agua, como lo son la incorporación de cobertura vegetal, esto es, siempre mantener los suelos cubiertos, ya sea con material vegetal seco o con pastos vivos. Tomando como ejemplo el suelo del bosque, que siempre está cubierto por un mantillo de hojas en proceso de descomposición. De esta manera creamos un escudo que protege nuestros suelos del sol directo, de la compactación y de la escorrentía. Además lograremos que se mantenga la humedad por más tiempo. De igual forma, cuando cultivamos y cubrimos los suelos estamos aportando a los ciclos cortos de agua, es decir, a la formación de nubes que posibiliten las lluvias.

Hoy más que nunca, las huertas urbanas deben ser un referente en el paisaje urbano en un contexto de crisis climática y de crisis social. Las huertas son lugares de resiliencia que pueden catalizar procesos sociales colectivos, a la vez que hacer frente al cambio climático desde una acción concreta local que nos invita a ser parte de la solución. 

Referencias

  1. Daniel Wahl Diseñando Culturas Regenerativas
Emiliano de la Maza Iglesias

Emiliano de la Maza Iglesias / Diseñador industrial de la Universidad de Chile y educador ambiental

He orientado mi trabajo hacia el ámbito del diseño e innovación socio-ambiental en entornos urbanos y rurales. Cuento con más de 12 años de experiencia en el sector público y privado en gestión de proyectos de educación ambiental y participación ciudadana tanto a nivel nacional como internacional. Hoy practico la regeneración desde Ciudad Regenerativa, un emprendimiento dedicado a aplicar el modelo regenerativo en contextos urbanos para lo que hacemos cruces de educación, arte y soluciones basadas en la naturaleza que incluyan diversas comunidades y escalas de aplicación.

Puedes seguir mi empresa Ciudad Regenerativa en Instagram y seguir uno de mis productos destacados en @la_macetera_

Comenta este artículo...

¿Quieres leer más artículos como éste?

Recibe el contenido de nuestra revista digital directamente en tu correo.

Secciones sitio
Caminando hacia una vida sin basura

Otros artículos

Caminando hacia una vida sin basura

Camila Silva nos invita a conocer su camino hacia una vida sin basura. Un camino lleno de aprendizajes. Hoy casi no produce basura, pero ha sido un camino largo con altos y bajos, que busca inspirar a más personas a unirse al movimiento para cambiar el mundo, una bolsa a la vez.

Las estaciones, nuestra alimentación y estado anímico

Otros artículos

Las estaciones, nuestra alimentación y estado anímico

La agricultura biodinámica puede parecer algo desconocido para algunos, pero sus principios son muy simples; conectar nuestros cuerpos con los ritmos de las estaciones y alimentarnos de acuerdo a lo que la naturaleza nos entrega.

Una apuesta por el desarrollo regenerativo en Chile

Otros artículos

Una apuesta por el desarrollo regenerativo en Chile

En esta entrevista, Pablo Cea, coordinador del Proyecto Chile Regenerativo nos cuenta más sobre la importancia -y urgencia- de abocar por la regeneración, sus raíces, y los desafíos de poder lograrlo en la actualidad.

El origen de los jardines

Otros artículos

El origen de los jardines

Verónica nos cuenta un poco de historia del origen de los jardines y propone que con este conocimiento, debiesen pensar en los jardines que vienen.

¿Quieres colaborar con nosotros?

Quieres apoyar con contenido, ser parte de una nota o ilustrar algún artículo. Escríbenos con tu idea y conversemos. Como siempre decimos, uno a uno intentemos complementar la visión que tenemos del mundo.

Escríbenos

Ediciones de De la Raíz al Plato

×