Sistemas de envasado en los sistemas alimentarios

Por Carolina Duboy Carolina Duboy ,

Sistemas de envasado en los sistemas alimentarios

¿Cuál es el impacto ambiental del envase de nuestros alimentos? En esta nota, Carolina Duboy nos explica sobre la importancia e impactos de los envases a lo largo del tiempo y el rol del diseño en su producción, con el fin de que sean más amigables con el medioambiente, sobre todo dentro de una cadena de valor.

Con el paso del tiempo los envases se han transformado en un aliado fundamental de la industria de alimentos, permitiendo que estos mantengan por más días sus aromas, texturas, colores, sabores y la inocuidad que requieren para asegurar que sean seguros para el consumo.

Además de todos estos factores, la industria en torno a los sistemas de envasado ha contribuido al desarrollo de nuevas tecnologías, con el objetivo de lograr soluciones innovadoras que aporten en distintas partes de la cadena de valor de los alimentos.

Es así como se han desarrollado diversos equipos que automatizan el envasado de variados alimentos; tecnologías de envasado que alargan la vida útil entre 2 ó 5 veces respecto del mismo producto sin envase; sistemas de embalaje que facilitan la estiba de los productos, permitiendo transportar más kilos por camión o contenedor; etiquetas inteligentes que cambian de color para avisar de perdidas de temperatura a lo largo de la cadena de distribución; envases activos que traspasan aditivos a los alimentos para alargar su vida útil; tecnologías que permiten resellar los envases para mantener los productos en buenas condiciones en el hogar, entre muchas otras.

Fotografía por Karolina Grabowska

Pero la gran mayoría de estos diseños no consideraron el ciclo de vida de los envases al momento de ser diseñados, es decir, no se evaluaron los impactos ambientales y por lo tanto, no se diseñaron estrategias para reducir esos impactos.

Así es como uno de los resultados más visibles, es que muchos de estos envases se transforman en desechos. Si observamos en los supermercados, hasta el día de hoy es posible encontrar impreso en los envases un ícono que hace referencia a “botar a la basura” y aún, peor que esto, podemos encontrar junto a este, otro que indica que hay que “reciclarlo”, contribuyendo así a la confusión de los consumidores: botar a la basura y reciclar son 2 acciones muy distintas.

Los envases como un desecho es un concepto que se busca modificar por medio de la implementación de la Ley de Responsabilidad Extendida al Productor (Ley REP) en Chile. Esta considera a todos los envases como un producto prioritario que no deben llegar a los rellenos sanitarios si no que deben poder reciclarse y/o reducir la cantidad de material que ponen en el mercado. 

¿Qué son los productos prioritarios según la Ley REP?

En palabras sencillas, son productos que a pesar de que ya no funcionan para lo que fueron diseñados aún contienen materiales de muy buena calidad que se pueden reutilizar para fabricar nuevos productos y, además de esto, tienen altos volúmenes de consumo en el país. Es así como la Ley REP en Chile define 6 productos prioritarios:

Según cifras del gobierno chileno, más de 1 millón 250 mil toneladas de envases y embalajes son puestos en circulación en Chile al año. De estos, solo se reciclan alrededor de 150 mil toneladas, es decir, apenas el 12%.

Más de 60 mil toneladas de envases y embalajes no son dispuestos adecuadamente y terminan contaminando nuestro entorno.

En Chile ya tenemos Ley para los envases y embalajes, la cual comienza a regir a partir de septiembre de este año. Esto significa que todas las empresas que ponen sus productos en el mercado deberán responsabilizarse por cada uno de los envases que contienen a sus productos. Todas las empresas, mediante un sistema de gestión van a tener que asegurar que sus envases sean recolectados y reciclados y si esto no sucede deberán pagar multas. Solo aquellos envases que son retornables quedarán fuera de esta Ley, ya que la retornabilidad asegura que el envase se seguirá usando y no se transformará en un desecho. Esto sin duda hace que los productores, es decir las empresas, deban buscar estrategias que permitan desacoplar la venta de productos de la empresa del consumo de materiales de envasado.

Según la Agencia Federal Alemana del Medio Ambiente “El 80% de los impactos de un producto se generan en la etapa de diseño”. 

La etapa de diseño es donde respondemos a preguntas como: ¿Qué ingredientes se van a utilizar? Las distintas formas de producción de esos ingredientes tienen distintos impactos ambientales. ¿De dónde provienen esos ingredientes? No es lo mismo comprar algo que se fabrica en Chile que traerlo de Europa, ¿Cuáles son las condiciones laborales? ¿Es posible asegurar que no hay niños involucrados o personas trabajando en pésimas condiciones laborales? ¿Cómo fueron transportados los ingredientes o los envases? No es lo mismo un avión, un barco, un camión o una bicicleta. ¿En qué envases fueron envasados? Cada material tiene un impacto ambiental diferente y no siempre el plástico es el malo de la película. ¿De dónde vienen esos envases? Quizás fueron comprados en un almacén en Chile pero, ¿de dónde vienen realmente? ¿Cómo se gestionan esos envases en el país? ¿Se botan a la basura? ¿Se reciclan? ¿Se reutilizan? ¿Se retornan a la fábrica? Etc, etc...

Son bastantes preguntas para las cuales no hay una respuesta, pero la clave como en todo buen diseño es tratar de entender de la mejor manera posible el contexto y sus actores claves, teniendo siempre en cuenta los impactos que nuestras decisiones tienen en el medio ambiente.

Para resolver estas inquietudes existe una metodología que se llama Ecodiseño. El ecodiseño parte con un análisis ambiental que cuantifica los impactos ambientales de un producto y eso se complementa con un análisis de diseño, el cual busca entender el contexto y las necesidades de los distintos actores claves de la cadena de valor.

Fotografía de Matej

Toda esa información se considera y utiliza para desarrollar un proceso de innovación que explora distintas soluciones que pueden enfocarse en el envase, en el producto envasado o en algún punto específico de la cadena de valor o quizás en un mix de todas las anteriores.Siempre apuntando al objetivo inicial del proyecto. Las diferentes soluciones se testean y se evalúan para decidir cuál es la que tiene el mejor balance entre su impacto ambiental, social y económico. Porque para que un nuevo proyecto o producto sea sostenible en el tiempo no solo podemos poner el foco en lo ambiental, los impactos sociales y económicos también son muy relevantes.

La realidad en nuestro país, respecto de implementar proyectos de este tipo, está impulsada por CORFO, quienes tienen foco en economía circular y están constantemente desarrollando herramientas para fomentar la aplicación de estas estrategias en distintas empresas. Por lo que solo queda dar el paso hacia la sostenibilidad y asegurar que nuestros productos tengan más impactos positivos que negativos.

Y porque a todos nos gustan los datos, quiero compartir 2 de mis favoritos:

  1. Distancias cortas. Evitar largos recorridos de los componentes de nuestros envases, o ingredientes de nuestros productos, permitirá reducir el impacto de ellos. Partamos siempre explorando opciones en nuestro país o en Latinoamérica.
  2. Romper paradigmas. Plantearse preguntas como: ¿Podría vender mi producto sin envase? Pareciera que a primera vista es imposible, pero quizás si entendemos todo el sistema en torno a nuestro alimento, sea posible visualizar opciones nuevas que nos permitan comenzar a evaluarlo como una opción.
Carolina Duboy

Carolina Duboy / Diseñadora Industrial

Diseñadora Industrial, con experiencia en packaging, ecodiseño, economía circular y docencia. Actualmente asesoro a empresas a través de Circularpack.cl, desde dónde busco desarrollar conciencia respecto de nuestros impactos en el medio ambiente y además promover estrategias que permitan desacoplar el consumo de material de envasado de la producción de la empresa.

Comenta este artículo...

¿Quieres leer más artículos como éste?

Recibe el contenido de nuestra revista digital directamente en tu correo.

Secciones sitio
Oda a la sal y sus cinco roles fundamentales en la cocina

Otros artículos

Oda a la sal y sus cinco roles fundamentales en la cocina

La sal es un ingrediente que todos usamos, pero no necesariamente lo sabemos usar. Los invitamos a aprender un poco más sobre la historia de la sal y sus roles.

Reconectar con los alimentos a través de una alimentación consciente

Otros artículos

Reconectar con los alimentos a través de una alimentación consciente

La nutricionista Natalia Hurtado nos explica que es una alimentación consciente y nos da consejos prácticos y sencillos para incorporar la consciencia y gratitud a nuestra alimentación.

Sustentabilidad, el ingrediente más importante del plato

Otros artículos

Sustentabilidad, el ingrediente más importante del plato

Anita Rivera, experta en sustentabilidad, nos ayuda a entender como podemos llevar nuestra vida hacia un camino más sostenible a través de la alimentación. La importancia de la responsabilidad a la hora de comer y comprar, son decisiones que debemos tomar con responsabilidad.

Parte 6: Bosques y comunidades

Otros artículos

Parte 6: Bosques y comunidades

Reflexiones de Paula Rosales sobre las bondades y dificultades que ha tenido su vida en el campo y de cómo es posible aprender de los bosques como ejemplo de colaboración y convivencia.

¿Quieres colaborar con nosotros?

Quieres apoyar con contenido, ser parte de una nota o ilustrar algún artículo. Escríbenos con tu idea y conversemos. Como siempre decimos, uno a uno intentemos complementar la visión que tenemos del mundo.

Escríbenos

Ediciones de De la Raíz al Plato

×