Disminuir nuestra huella ecológica a través de la alimentación

Por Francisca Amenábar, | Fotografías de Camila Marcías, | Ilustraciones de Fernanda Villanueva,

Disminuir nuestra huella ecológica a través de la alimentación
Hojas huerto

Si alguna vez te has sentido agobiado por la crisis socioambiental que estamos viviendo, definitivamente no estás solo. Somos muchos lo que a veces nos paralizamos, pero la invitación es a hacer algo. Francisca, activista ambiental nos comparte algunos simples pasos para empezar con nuestra dieta y forma de vida a hacer simples cambios para disminuir nuestra huella en el planeta.

¿Has sentido frustración, agobio o angustia cuando piensas en la crisis socioambiental? 

Probablemente te han invadido de vez en cuando e incluso te han paralizado esos pensamientos. La invitación es a movilizarnos y a no dejar que esos pensamientos nos paralicen, ya que desde nuestros hogares podemos aportar a lograr el Acuerdo de París 1 cambiando o mejorando nuestros hábitos, especialmente respecto a nuestra alimentación, ya que es la responsable entre un 21 y 37% de las emisiones de GEI (gases de efecto invernadero) 2

Producir comida tiene un enorme impacto ambiental, social y económico.

En cuanto a lo primero, tiene que ver con la cantidad de recursos, como energía y agua que se requiere para su producción, además del deterioro de los suelos y deforestación para destinar tierras que eran bosques o selvas en terrenos para cultivos de hortalizas o ganadería.

En el ámbito social la agricultura intensiva y el actual modelo de producción de comida ha dado cabida a la normalización de malas prácticas laborales y al desperdicio de alimentos, éste último se transforma en un problema ético, ya que la inseguridad alimentaria va en alza en Chile y otros países debido a la pandemia y a la crisis económica que estamos viviendo.

Por eso un cambio en la forma que nos alimentamos parece ser una excelente solución y una propuesta es la dieta climariana 3, esta es una propuesta que apareció hace unos años para reducir la huella de carbono. 

Ilustración de Fernanda Villanueva

A diferencia de otras dietas que se enfocan en quien consume, esta dieta no solo busca mejorar la salud sino también ser un aporte para la vida en la Tierra.

Sus principios son:

Es importante recalcar que un tercio de los alimentos producidos en el mundo se desperdician, los que podrían alimentar a 2.000 millones de personas según la FAO, solo en América Latina hay 47 millones de personas con hambre. 4

El desperdicio de alimentos aporta un 8% de gases de efecto invernadero 5además disminuye la cantidad de alimentos disponibles a nivel local y global, afecta los ingresos para productores y aumenta para los consumidores.

Por eso la invitación es a consumir de forma consciente y responsable, es decir, seguir las recomendaciones mencionadas respecto a la dieta climariana y, especialmente, incorporar hábitos para evitar el desperdicio de alimentos.

Para esto, es clave planificar un menú semanal basado en plantas; escribir la lista de compras y atenerse a ella para no tener exceso de comida. A la hora de ir a comprar preferir compras a granel, productos locales, de estación como también preferir frutas o verduras que no sean tan atractivas visualmente, ya que estas son las que normalmente terminan desperdiciando por su aspecto estético, a pesar de que siguen siendo igual de nutritivas.

Al llegar a la casa dedica un tiempo para guardar los alimentos de forma adecuada para conservarlos frescos hasta el momento que sean consumidos; usa la creatividad para aprovechar los tallos y hojas comestibles; planifica uno o dos días a la semana para cocinar en tandas, conocido también como batch cooking, técnica que busca optimizar el tiempo en la cocina para dejar comida casera y saludable preparada, lista para consumir por varios días e instaurar el “Lumami”, es decir, inventar alguna preparación con la comida que ha ido quedando en los últimos días. Y también compostar los residuos orgánicos que no puedan ser consumidos.

Son muchas las acciones que podemos hacer para bajar la presión que estamos generando en nuestro maravilloso planeta que tiene recursos limitados. Podríamos pensar que nuestro aporte es mínimo, que no cambiará nada, pero debemos pensar en el efecto que tendría si millones de personas logramos sumarnos y comprometernos a ser un aporte para enfrentar la actual crisis social, ambiental, económica y sanitaria.

Referencias

  1.  https://unfccc.int/es/process-and-meetings/the-paris-agreement/que-es-el-acuerdo-de-paris
  2.  https://www.ipcc.ch/srccl/chapter/chapter-5/
  3. www.climatarian.com
  4.  http://www.fao.org/americas/noticias/ver/es/c/239393/
  5.  http://www.fao.org/americas/noticias/ver/es/c/1205349/
Francisca Amenábar

Francisca Amenábar / Profesora de Arte y educadora ambiental

Profesora de arte, educadora ambiental y cocinera. En transición hacia una vida más sustentable y esperando inspirar a otros en el camino. En su blog e instagram llamado «lo que más puedo» inspira a otros a generar conciencia ambiental y sobre como nuestro paso por el planeta deja una huella que hay que intentar disminuir.

1 Comentario

  1. Fanny Galaz

    Fran deja muy claro en este artículo, la idea del aporte del granito de arena, «Lq+puedo», fue un despertar para mí y no sentirme tan sola en el camino de la Sustentabilidad. Cada palabra te invita a participar y hacer lo que más puedas.

Comenta este artículo...

¿Quieres leer más artículos como éste?

Recibe el contenido de nuestra revista digital directamente en tu correo.

Secciones sitio
Opinión: La importancia de guardar semillas

Otros artículos

Opinión: La importancia de guardar semillas

Las semillas son un legado que pertenece a toda la humanidad, pero rara vez nos preguntamos de dónde proviene lo que estamos consumiendo. Javier nos invita a hacer un recorrido por su origen y nos cuenta qué es lo que se está haciendo hoy en día para preservar su legado.

Recomendaciones para una cocina sin desperdicio

Otros artículos

Recomendaciones para una cocina sin desperdicio

Recomendaciones para lograr una cocina sin desperdicio, generando un menor impacto medioambiental y disfrutar la hora de cocinar, gracias a estos sencillos consejos.

Otoño, tiempo de vendimia y para aprender sobre el vino biodinámico

Otros artículos

Otoño, tiempo de vendimia y para aprender sobre el vino biodinámico

Entrevista al enólogo Álvaro Espinoza, fundador de Antiyal, una viña pionera en producción de vino biodinámico en Chile.

El rol de las cooperativas y redes de autoabastecimiento en la transformación agroecológica

Otros artículos

El rol de las cooperativas y redes de autoabastecimiento en la transformación agroecológica

La Cooperativa Huellas Verdes comparte con nosotros los principios para generar comunidades unidas a través de la agricultura. Nos cuentan su experiencia durante la pandemia y de por que ahora más que nunca importan las redes de autoabastecimiento.