El rol de las cooperativas y redes de autoabastecimiento en la transformación agroecológica

Por Cooperativa Huellas Verdes,

El rol de las cooperativas y redes de autoabastecimiento en la transformación agroecológica
Fotografía de Andrés San Martín

La crisis social y sanitaria que hemos vivido este año, ha dejado entrever los problemas de nuestro sistema alimenticio. Entre ellos, los desafíos para el abastecimiento de alimentos. Esto ha generado una búsqueda de distintas alternativas para resolver este problema. Es así como surgen iniciativas auto-gestionadas como la de Huellas Verdes, formando un sistema solidario y comunitario, digno de compartir. Los invitamos a conocerlos e inspirarlos a crear comunidad.

Desde el estallido social del 18 de Octubre, se han presentado distintos desafíos para el abastecimiento de alimentos por parte de la población: el corte del transporte público, el cierre de los supermercados, la escasez y posterior aumento de precios, entre otras razones, gatillaron que las personas buscaran formas alternativas para resolver sus problemas de abastecimiento.

Foto de Taryn Elliott en Pexels

Es así como nacen muchas redes de autoabastecimiento y cooperativas, donde la gestión colectiva -y principalmente horizontal- es una  solución que aporta tanto a la generación de estructuras  con mayor cohesión social como también a mantener, rescatar e innovar en modos de producción y comercialización de alimentos que apoyen la revitalización de nuestros espacios agrícolas. Además, las cooperativas y redes existentes antes del estallido social han visto un aumento considerable de participación. Todas estas iniciativas han seguido funcionando de manera autogestionada después del estallido y durante la cuarentena.

Durante la crisis actual, en la cual los sistemas tradicionales de abastecimiento se han visto gravemente afectados, un paradigma de colaboración y cuidado comunitario se transforma en un complemento y fortalecimiento vinculante entre centros de producción y consumo de alimentos.

Por ejemplo, nuestra  cooperativa ha seguido funcionando creando sistemas de repartos solidarios donde los mismos socios se van rotando para repartir los alimentos y así poder respetar las cuarentenas y proteger a nuestros socios en los grupos de riesgo.

Más aún, cuando nuestro productor se enfermó de COVID, nos organizamos entre los socios para distribuir nuestros alimentos desde el mismo campo de nuestro productor. 

Si bien en un comienzo muchas de estas iniciativas nacieron con el propósito de alimentar a la población, hemos visto cómo la alimentación sana y en particular, sin agrotóxicos,  cobra cada vez más relevancia dentro de estas organizaciones. De hecho, varias de ellas han formado una red por una alimentación libre de agrotóxicos. Entre uno de los objetivos de la red, se plantea la  masificación de la agroecología, lo que permitiría un acceso más igualitario a una alimentación sana. 

El vínculo solidario de mediano y largo plazo entre productores y consumidores se identifica como un pilar fundamental para la transición agroecológica, lo que además nos permitiría avanzar hacia sistemas agroalimentarios más sostenibles y resilientes al cambio climático.

Foto de Taryn Elliott en Pexels

Una de las maneras de generar este vínculo son las comunidades que sustentan la agricultura o CSA por sus siglas en inglés. Las CSA son comunidades que siguen los 10 principios del Teikei:

  1. Apoyo mutuo
  2. Producción planificada
  3. Aceptación del producto
  4. Concesión mutua en las decisiones de precios
  5. Profundización de las relaciones cordiales
  6. Autodistribución
  7. Gestión democrática
  8. Auto-aprendizaje
  9. Tamaño adecuado de la comunidad
  10. Desarrollo constante

En la medida que las distintas cooperativas y redes de abastecimiento sigamos algunos o todos estos principios, podremos, en nuestra opinión, generar y mantener en el largo plazo el vínculo solidario con nuestros agricultores lo que generará las confianzas suficientes para que éstos transiten hacia la agroecología.

Creemos firmemente que los modelos cooperativos, redes de autoabastecimiento y  circuitos cortos de comercialización jugarán un rol clave en la masificación de un comercio justo y solidario, en donde se vive y práctica la agroecología, con total transparencia de la cadena de valor e incorporación plena de los miembros de la comunidad.

Además la articulación en distintas redes   permitirá  socializar los aciertos con otras iniciativas similares, y de esta forma avanzar hacia una transformación estable de nuestros sistemas alimentarios.

Foto de Andrés San Martín
Cooperativa Huellas Verdes

Cooperativa Huellas Verdes /

Es una iniciativa que nace el 2012 como una empresa Spa y luego de la sequía del 2015-2016 y la baja en la producción se convierte en cooperativa en Octubre del 2016. Llevamos 7 años abasteciendo a más de 100 familias en la Región Metropolitana de productos agroecológicos, como parte del movimiento de comunidades que sustentan la agricultura (CSA). 

Como Cooperativa, tratamos de hacer más accesible el consumo de alimentos saludables, estacionales y locales. Buscamos  transformarnos en una opción económicamente sostenible, que permita la distribución a costos cada vez menores. Nos proyectamos como una alternativa real de acceso a alimentos saludables para todas las personas que estén dispuestas a comprometerse con su alimentación, a través del trabajo cooperativo y la participación activa en la toma de decisiones.

Funcionamos con un modelo de subscripción de canastas ,  en donde sus miembros aportan con dinero y trabajo cooperativo cada mes y reciben a cambio una canasta base compuesta de verduras, la que se puede complementar con otros productos como frutas, paltas  y huevos. 

El principio central en la organización de Huellas Verdes es el principio de autodistribución. Este principio consiste en que la distribución de los productos sea realizada por el/la agricultor(a) o los consumidores, minimizando la participación de intermediarios y/o empresas de transporte. Además es una cooperativa sin fines de lucro, lo que se refleja en que el 82% de los ingresos van directo a los productores, y el resto a gastos operacionales.

Dentro de sus principios, Huellas Verdes busca poder socializar y mostrar su experiencia, pues creemos que como grupo humano que comparte y coopera, podemos brindar alternativas para transitar a un sistema alimentario más sostenible, resiliente y regenerativo.

Comenta este artículo...

¿Quieres leer más artículos como éste?

Recibe el contenido de nuestra revista digital directamente en tu correo.

Secciones sitio
Pan en pandemia

Otros artículos

Pan en pandemia

Braulio de Pan Batido en Valparaíso, nos habla de la importancia del pan en tiempos de pandemia, particularmente como aprender del oficio de panadero es importante para nuestro día a día.

Disminuir nuestra huella ecológica a través de la alimentación

Otros artículos

Disminuir nuestra huella ecológica a través de la alimentación

En este artículo de Francisca Amenábar, nos da algunos consejos de como disminuir nuestra huella de carbono a través de la alimentación. Si quieres aprender sobre la dieta climariana y sobre las acciones en que podemos hacer en nuestro día a día para minimizar nuestra huella los invitamos a leer este artículo.

Por qué todos deberíamos cocinar con harinas integrales

Otros artículos

Por qué todos deberíamos cocinar con harinas integrales

Nuestra editora, Camila Marcías nos cuenta sobre su experiencia horneando con harinas integrales y de por que hacer este cambio es tan importante para el suelo, los granjeros y la biodiversidad.

Conociendo las navajuelas con Elsa Neira en la Región de los Ríos

Otros artículos

Conociendo las navajuelas con Elsa Neira en la Región de los Ríos

En la Región de los Ríos se extraen las navajuelas, en un intento de hacerlo de una forma sostenible en el tiempo, e incluyendo a mujeres, la fundación cocinamar lo hace de una manera justa con un plan de manejo.