Bosques de neblina, un oasis en medio del desierto

Por Dieter Tetzner Dieter Tetzner , | Ilustraciones de Vania Sarret,

Bosques de neblina, un oasis en medio del desierto
Parque Fray Jorge, foto Hotel Altos de Tuqui

En esta edición dedicada a los bosques, Dieter escribe sobre los llamados bosques de neblina, en particular, sobre el Parque Nacional Fray Jorge. Un bosque relicto que tiene un origen geológico muy interesante y tal vez desconocido por muchos. El bosque necesita de la neblina para existir y nutrirse. Es por esta neblina que, a pesar de estar en una zona casi desértica, puede existir uno de los bosques más biodiversos de Chile.

Los bosques son ecosistemas fundamentales para el desarrollo de la vida en nuestro planeta. Ellos cubren aproximadamente el 31% de la superficie continental, aportando un hábitat para millones de especies y contribuyendo a la absorción del dióxido de carbono atmosférico. Gran parte de los bosques de nuestro planeta se ubican en la zona intertropical (entre los trópicos de Cáncer y Capricornio), donde las heladas estacionales escasean y la lluvia es abundante. Inmediatamente al sur y al norte de la zona intertropical se encuentra la zona subtropical, caracterizada por presentar gran parte de los desiertos de nuestro planeta (Ej. Desiertos de Atacama, Namibia, Kalahari y Australia en el Hemisferio Sur). A pesar de que grandes extensiones de la zona subtropical están expuestas a altas temperaturas y bajas precipitaciones a lo largo del año, aun así, y ante todo pronóstico, podemos encontrar bosques.

Este es el caso de los bosques de neblina, bosques que se presentan como verdaderos oasis en medio del desierto. Uno de los mejores ejemplos de estos oasis es el bosque ubicado dentro del Parque Nacional Bosque Fray Jorge en Chile.

parque-nacional-fray-jorge
Parque nacional Fray Jorge
Foto de Chile es tuyo

El bosque del Parque Nacional Fray Jorge se ubica sobre la cordillera de Talinay, un cordón montañoso cercano a la ciudad de Ovalle, Región de Coquimbo, Chile. Este bosque es clasificado como un bosque relicto, lo que significa que es el remanente del extenso bosque que alguna vez cubrió el sur de Sudamérica. En particular, se ha propuesto que el bosque en Fray Jorge correspondería a los vestigios de lo que alguna vez fue un bosque que cruzaba Sudamérica de Este a Oeste. Luego, debido al alzamiento de la Cordillera de los Andes y a los sucesivos eventos geológicos que llevaron a la formación del Desierto de Atacama, el bosque original se habría fragmentado y aislado. El bosque de Fray Jorge es uno de estos fragmentos que encontró refugio en una pequeña zona donde, sorpresivamente, se dan las condiciones favorables para preservar un bosque milenario.  

A pesar de encontrarse en una zona desértica, este bosque posee una gran diversidad que se sustenta únicamente debido a la persistente neblina costera en la zona, también conocida como camanchaca.

La favorable producción de neblina se debe principalmente a factores geográficos locales. En esta zona existe un continuo transporte de aire cargado en humedad desde el océano. Al llegar a las costas de Chile, este aire húmedo se enfrenta con un mar enfriado por la Corriente de Humboldt, lo que favorece la formación de nubosidad baja. Los persistentes vientos desde el suroeste empujan esta nubosidad hacia el interior del continente donde es abruptamente interceptada por el relieve de la Cordillera de Talinay, la cual se alza hasta 741 metros sobre el nivel del mar. Es así como este cordón montañoso actúa como una verdadera barrera que bloquea el transporte de nubosidad hacia el interior y forma una persistente neblina entre 400 y 700 metros sobre el nivel del mar1. Esta formación local de neblina aporta aproximadamente 75% del agua que precipita anualmente2, siendo determinante en la formación de un ambiente lo suficientemente húmedo como para sostener al bosque.

La neblina no solo tiene un rol fundamental al proveer de humedad al bosque, también tiene un rol fundamental en su nutrición. Normalmente, los nutrientes son removidos desde los suelos continentales y son transportados hacia los océanos. Sin embargo, en el caso del bosque de Fray Jorge, gran parte de los nutrientes son transportados contra la corriente, desde el mar hacia el continente. 

La neblina en el bosque de Fray Jorge se compone de millones de gotitas que se han formado en torno a la presencia de aerosoles marinos que se generan por la acción del viento y las olas. Estos aerosoles presentan altas concentraciones de nitrógeno y otros nutrientes que actúan como excelentes fertilizantes (fósforo, calcio y azufre entre otros). Al concentrarse la neblina sobre el bosque de Fray Jorge, deposita sobre una pequeña región una gran concentración de estos valiosos nutrientes que sustentan la existencia del bosque (entre 5 y 300 veces mayor al aporte normal de las lluvias). Es tal la relevancia del aporte de nutrientes desde el océano para este bosque que, en ausencia de la neblina, el bosque perecería. Esto debido a que la vegetación del bosque es tan exuberante, que existe una férrea competencia por los limitados nutrientes disponibles en el suelo. Es así como la persistente neblina se convierte en un factor determinante para la nutrición del bosque.

Si bien la neblina es un componente clave para el desarrollo del bosque, este no existiría si no fuese por la capacidad del bosque mismo de capturar la neblina. En particular, algunas especies de árboles y arbustos, como el Olivillo y el Canelo presentes en este bosque tienen sus anchas hojas orientadas con un ángulo que les permite capturar, condensar y drenar hacia el suelo el agua proveniente de la neblina3. Los musgos y los líquenes también juegan un rol importante en la preservación del bosque, ya que ellos absorben la humedad de la neblina como esponjas, aportando el agua necesaria para el crecimiento de plantas de las familias de los helechos y las bromelias.

Canelo
Ilustración de Vania Sarret

A pesar de la gran diversidad y adaptabilidad que ha tenido este bosque para sobrevivir en un ambiente adverso, no se encuentra exento de nuevas amenazas que podrían poner en jaque su subsistencia. Estas amenazas vienen principalmente de la mano del actual cambio climático. Diversos estudios sobre el cambio climático en Chile proyectan aumentos en las temperaturas promedio en Chile central.

El aumento en las temperaturas podría actuar elevando el nivel al cual se produce actualmente la neblina, privando así a los sectores bajos del bosque de su tan preciada fuente de humedad y nutrientes. Si bien este bosque ha demostrado adaptarse a diversos cambios a lo largo del tiempo, se desconoce si su respuesta será favorable frente a los futuros escenarios de cambio climático.

El bosque de Fray Jorge es un verdadero oasis en medio del desierto. Su singularidad ha sido ampliamente reconocida por la comunidad internacional. En el año 1977, la UNESCO lo nombró Reserva de la Biosfera por ser una de las zonas de mayor diversidad del país, con más de 3400 plantas, de las cuales el 47% son endémicas del bosque. Si bien el bosque de Fray Jorge ha logrado sobrevivir ante toda adversidad por miles de años, hoy en día se encuentra expuesto a los efectos del cambio climático. Las actuales y futuras medidas para frenar al cambio climático tienen y tendrán directas repercusiones para preservar estos delicados y singulares ecosistemas que actualmente se encuentran bajo amenaza.

Referencias

  1. Lopez-Cortes & Lopez, 2004
  2. Cruzat-Gallardo, 2004; Tennesen, 2009
  3. Squeo & Mendez, 2019
Dieter Tetzner

Dieter Tetzner / PhD en Geología y Paleoclima, Universidad de Cambridge

Doctor en Geología y Paleoclimatología en la Universidad de Cambridge, Inglaterra, e investigador en el centro de investigaciones polares británicas (British Antarctic Survey).

Su área de investigación se centra en el estudio del hielo como un indicador para reconstruir el clima del pasado. Para lograr esto, trabaja analizando testigos de hielo de la Antártida, la región sub-Antártica y de la cordillera de los Andes.

Comenta este artículo...

¿Quieres leer más artículos como éste?

Recibe el contenido de nuestra revista digital directamente en tu correo.

Secciones sitio
Conociendo las navajuelas con Elsa Neira en la Región de los Ríos

Otros artículos

Conociendo las navajuelas con Elsa Neira en la Región de los Ríos

En la Región de los Ríos se extraen las navajuelas, en un intento de hacerlo de una forma sostenible en el tiempo, e incluyendo a mujeres, la fundación cocinamar lo hace de una manera justa con un plan de manejo.

Oro verde : algas comestibles y sus beneficios para la salud

Otros artículos

Oro verde : algas comestibles y sus beneficios para la salud

Pamela Ebner, nutricionista, nos explica los valores nutricionales de las algas y como podemos consumirlas de manera segura y deliciosa.

Disminuir nuestra huella ecológica a través de la alimentación

Otros artículos

Disminuir nuestra huella ecológica a través de la alimentación

En este artículo de Francisca Amenábar, nos da algunos consejos de como disminuir nuestra huella de carbono a través de la alimentación. Si quieres aprender sobre la dieta climariana y sobre las acciones en que podemos hacer en nuestro día a día para minimizar nuestra huella los invitamos a leer este artículo.

Las redes sociales y su influencia en nuestra alimentación

Otros artículos

Las redes sociales y su influencia en nuestra alimentación

Las redes sociales para la mayoría son una herramienta de cada día, por esto mismo pasamos por alto la influencia que tienen sobre nosotros. Cada vez estamos más conscientes de sus peligros y ventajas pero, ¿sabemos cuánto nos afecta a la hora de alimentarnos? Camila escribe sobre la influencia que tienen en nuestras decisiones y hace una reflexión sobre cómo manejar estas influencias.

¿Quieres colaborar con nosotros?

Quieres apoyar con contenido, ser parte de una nota o ilustrar algún artículo. Escríbenos con tu idea y conversemos. Como siempre decimos, uno a uno intentemos complementar la visión que tenemos del mundo.

Escríbenos

Ediciones de De la Raíz al Plato

×