Aceite de palma, ¿qué tan importante es saber el origen de nuestros alimentos?

Por Carla Soto, Alberto Marcías,

Aceite de palma, ¿qué tan importante es saber el origen de nuestros alimentos?
Orangután en Sumatra – Foto por Carla Soto

Un artículo que nos invita a reflexionar sobre lo que consumimos y el impacto medioambiental que pueden tener los productos que nos hemos ido habituando a consumir. En detalle, el famoso aceite de palma, muchas veces un fantasma presente en una gran cantidad y variedad de productos, ha estado en la palestra durante varios años.

Hace unos años (con la pandemia parecieran muchos más), vaciamos nuestro departamento, echamos lo que creímos necesario en una mochila y nos despedimos de nuestras familias y amigos para ir de viaje por un tiempo indefinido. No teníamos una ruta clara, la fuimos armando según íbamos avanzando, pero algo que marcaba la pauta era qué animales podíamos ir a ver en su propio hábitat.

Camino a un parque nacional en Sudáfrica (Kruger) nos encontramos con uno de los centros de Jane Goodall para chimpancés. Nos desviamos un poco de nuestro destino (no siempre se te cruza un centro de JG en tu camino) y allí, además de aprender sobre estos maravillosos primates, pudimos profundizar respecto de los problemas que implica la deforestación para diversas producciones, como es el del aceite de palma. Desde ese día decidimos intentar dejar de consumir productos que tuviesen aceite de palma en su lista de ingredientes. Nuestras conclusiones de eso, las profundizamos al final de la nota.

Selva v/s cultivo de palma africana
Selva v/s cultivo de palma africana – Foto por Sixzero Media


Luego de muchos meses de viaje, lectura y reflexiones respecto al aceite de palma, llegamos a Sumatra con el fin de ver orangutanes. A esas alturas, ya llevábamos un tiempo en Asia y nos había llamado la atención los enormes monocultivos de palmas. El impacto mayor, cuando despegamos desde Kuala Lumpur viendo un paisaje plagado, casi sin fin, de palmas. Pocos años atrás ese mismo paisaje era selva tropical.


Llegando a Sumatra la cosa no fue distinta. Si bien llovía con locura, durante el trayecto logramos divisar plantaciones de palma que se perdían en el difuso horizonte. Esto sólo se detuvo poco antes de llegar a Bukit Lawang. Desde ahí comenzamos una caminata por la selva, en el Parque Nacional Gunung Leuser. Este lugar es una especie de oasis que va quedando en medio de las plantaciones, un santuario para los pocos orangutanes “afortunados” que quedan con su hogar intacto. Muchos de ellos vienen de rescates de otras zonas donde su entorno ha sido destruido. Y no sólo para ellos, pues en esta misma selva conviven otras especies como el rinoceronte y el tigre de Sumatra (todos en peligro de extinción).

¿Qué es lo que sale de estas extensas plantaciones que se han ido apropiando de la selva?

Elaeis Guineensis - Köhler´s Medizinal-Pflanzen
Elaeis Guineensis – ilustración de la guía medicinal Köhler’s Medizinal-Pflanzen

La palma Elaeis Guineensis produce un fruto del cual se extrae el aceite de palma. Originaria de África occidental, extendió su uso hacia América, finalmente llegando a Asia, donde proliferó en países como Indonesia, Malasia y Tailandia, quienes son los principales productores a nivel mundial. En países de África y Asia es muy utilizado como aceite para cocinar. Pero en todo el mundo es utilizado en una gran variedad de productos, principalmente por las siguientes características:

Para qué se utiliza este aceite y qué repercusiones tiene en mi salud

Si bien en Chile es prácticamente imposible encontrar aceite de palma para cocinar, al igual que en el resto del mundo, es utilizado en una gran cantidad de productos que puedes encontrar en el comercio:

En muchos países se estima que está presente en más del 50% de los productos de consumo diario.

Y si está en tal cantidad de productos, ¿qué efectos podría tener para mi salud? La verdad es que sobre esto hay muchas investigaciones y los datos parecieran ser poco concluyentes. Como en muchos temas, las opiniones son amplias. Nosotros no somos expertos en salud y sobre esto recomendamos consultar con un especialista. Lo que sí, hay que tener claro que tiene un perfil de ácido graso saturado considerado como poco saludable, por lo mismo, no es recomendable en exceso. Si a esto le sumamos que lo encontramos principalmente en productos procesados (que de por sí son poco saludables), da para preguntarse dos veces si consumir o no ese producto.

En los últimos años, su consumo ha sido tan controvertido que se han inventado todo tipo de nombres para camuflarlo. Si te detienes a leer las etiquetas podrás encontrar nombres como Palmitate, Aceite/Grasa Vegetal (sin especificar cuál), Aceite de Palmiste, Palmoleina u Oleina de palma, entre otros. Puedes encontrar una lista completa en este enlace.

No sólo de salud se trata, conlleva un problema medioambiental

Además de ser monocultivos de gran escala – ya hemos mencionado los problemas que generan este tipo de cultivos y a tan gran escala -, para ser creados recurren a “técnicas” como la quema de bosques (grandes hectáreas) y tala de árboles. Esto ha significado, durante años, la pérdida considerable de miles y miles de kms. de bosque o selva nativa.

Se estima que por minuto se pierde lo equivalente a 50 canchas de fútbol.

Estos bosques, en muchos casos primarios y turberas, son los grandes responsables de la captación de CO2 en el medio ambiente, junto con los océanos, además de ser hogar de miles de especies.
Los bosques tropicales de América del Sur y Central, el centro de África y Asia, albergan alrededor del 80% de todas las especies conocidas del mundo, siendo que sólo cubren el 6% de la superficie del planeta. Lamentablemente, sabemos que estas prácticas de deforestación se repiten en todas estas zonas con el fin de hacer plantaciones de distinta índole (no sólo se trata de la Palma).

Volviendo a Sumatra, tuvimos la oportunidad de ver orangutanes desde muy cerca. Hay algo en su mirada, al igual que en los chimpancés y en general con los primates, que te hace sentir una cercanía familiar. Sus gestos, expresiones, movimientos, son casi humanos. Es posible entender su dolor y angustia. Aunque no tuvimos la misma fortuna en ver tigres o rinocerontes, pudimos conversar con la gente de la zona y entender más lo que sucede. Nos contaron, por ejemplo, que las plantaciones han llevado a que las temperaturas sean al menos 1 grado más altas cerca de las plantaciones y que se puede percibir perfectamente. Que están recibiendo constantemente orangutanes de otras zonas y que cada tanto se ven incendios en la selva.


También es un problema social

Junto al daño medioambiental, se asocia lo que ha generado en las poblaciones donde se han establecido estos cultivos. En muchos casos, se sitúan en zonas pobres, pueblos/aldeas de agricultores o pescadores, donde muchas veces las empresas han llegado con la promesa de la solución económica. En otros casos simplemente han desplazado a pobladores debido a la quema ilegal de los terrenos. Si bien los países productores han desarrollado una industria relacionada al tema y generado mejoras económicas innegables, los pocos cuidados asociados de esta producción han producido problemas para la gente más pobre, dejándolos a merced de las fluctuaciones del precio de mercado, además de degradar sus suelos y contaminar el agua, fuentes principales de abastecimiento para pequeños pueblos agricultores/pescadores.

Esto nos lleva a las certificaciones de una industria

Como una posible solución a la batalla generada contra el aceite de palma, en el año 2004 se creó la Mesa Redonda de Aceite de Palma Sostenible (RSPO por su sigla en inglés) que tiene, a estas alturas, sus equivalente en Malasia (MSPO) e Indonesia (ISPO) y probablemente en otros lados también.
Sólo un 20% de los productores a nivel mundial cuentan con esta certificación, la cual garantiza que son producidos de una manera social y ambientalmente responsable. Esta certificación es ampliamente criticada por organizaciones medioambientales como Greenpeace, quienes sostienen que empresas con este sello siguen talando/quemando bosques.  

Nosotros dejamos de consumir productos que tienen aceite de palma en su etiqueta. De eso ya van 3 años y no hemos sentido ninguna carencia. Básicamente dejamos de consumir galletas, comidas pre elaboradas, una serie de productos procesados, reemplazando todo eso con productos caseros, valorando y apreciando más esa comida. Dejamos los chocolates, optando por chocolates de mejor calidad que, aunque más caros, nos han hecho apreciar más el valor que tienen como producto (pueden aprender más del tema del cacao puntualmente en este artículo). Sabemos que es posible que no hayamos eliminado el 100% de su consumo, tampoco creemos que sea la idea. Desde nuestra perspectiva, el concepto no es eliminar una industria y reemplazarla por otra, creemos que la solución va relacionada al consumo. Podemos decir que hemos aprendido a leer las etiquetas, apreciamos más cada bocado de comida y cada día intentamos entender más al respecto.

Finalmente, nuestro llamado es a ser consumidores responsables. Decidir qué tan esencial es para nosotr@s aquel producto, leer su etiqueta e informarnos sobre sus ingredientes, entender cómo se producen y, en lo posible (y preferible), consumir menos y cocinar más en casa.

Orangutanes
Orangutanes en Sumatra – Foto por Carla Soto
Carla Soto

Carla Soto / Diseñadora gráfica

Las flores, los animales, la cocina y los viajes me animan cada día. Diseñadora Gráfica de profesión, he buscado un camino donde pueda relacionar el diseño y las flores en un mismo lugar, por lo que hace algunos años creé Magnolia Flores, negocio que he intentado compatibilizar con mi amor a los viajes. Y si bien la pandemia ha dificultado algunos proyectos, han surgido oportunidades como esta, donde junto a un gran equipo hemos creado De la Raíz al Plato.

Alberto Marcías

Alberto Marcías / Diseñador gráfico, desarrollador web y UX.

Gran parte de mi tiempo lo dedico al diseño gráfico, enfocado en diseño de imagen y branding para marcas. Y si bien el diseño me gusta mucho, dedico muchas horas al desarrollo web, especialmente enfocado en la usabilidad. Gracias a eso he podido participar como uno de los creadores y colaboradores de De la Raíz al Plato, revista con la que he tenido la oportunidad de participar con otras pasiones: la fotografía e ilustración.

Puedes saber más de mi, en mis redes 😉.

1 Comentario

  1. Carlos Marcias L

    Muy bueno el articulo, me ha servido para aprender algo mas sobre el aceite de palma, el que efectivamente se encuentra en muchos productos. Como a mi me gusta cocinar no consumo muchos productos procesados que contengan este ingrediente, pero si he leído las etiquetas de muchos alimentos que consumía donde se encuentra presente tal como lo indican en el articulo. Efectivamente se debe cocinar mas en casa y leer las etiquetas, algo que no estamos acostumbrados.
    Gracias por educarnos

Comenta este artículo...

¿Quieres leer más artículos como éste?

Recibe el contenido de nuestra revista digital directamente en tu correo.

Secciones sitio
¿Qué hay detrás de los huevos que consumimos?

Otros artículos

¿Qué hay detrás de los huevos que consumimos?

¿Sabes de qué forma se obtienen los huevos con los que te alimentas? Natalia Alvial nos cuenta un poco del proceso y cómo ella lo lleva a cabo en Bravial.

El origen de los jardines

Otros artículos

El origen de los jardines

Verónica nos cuenta un poco de historia del origen de los jardines y propone que con este conocimiento, debiesen pensar en los jardines que vienen.

¿Por qué recolectar nuestros alimentos?

Otros artículos

¿Por qué recolectar nuestros alimentos?

Blanca Del Noval nos cuenta un poco de por qué retomar la costumbre de reconocer y valorar la recolección de alimentos en nuestro diario vivir.

Conociendo el trabajo de Fundación Fungi y la importancia de los hongos

Otros artículos

Conociendo el trabajo de Fundación Fungi y la importancia de los hongos

Fundación Fungi es la primera ONG en el mundo en trabajar íntegramente por la protección y difusión de los hongos. Los entrevistamos para aprender sobre este mundo fascinante de los hongos y sobre su trabajo en Chile y el mundo.