Ojalá fuese tendencia

Por Carla Soto Carla Soto , Alberto Marcías Alberto Marcías ,

Ojalá fuese tendencia
Loica sobre Puya Venusta, por Carla Soto

En torno al tema central de esta nueva edición, "Tendencias", en este artículo proponemos ideas positivas que ojalá fuesen tendencia. Te invitamos a leerlo y ojalá a entusiasmarte con alguna idea, si es que aún no las practicas.

En esta nueva edición hemos querido escribir en torno a las tendencias, esa inclinación que tenemos la gran mayoría por ciertas corrientes, movimientos o ideas.
En los últimos años hemos sido testigos de cómo las redes sociales pueden influir en nuestras inclinaciones, en aspectos de nuestras vidas y, a la par, comienzan a salir estudios de cómo se puede influenciar en la vida de las personas, ya sea para bien o para mal, con el uso de estas (un ejemplo sobre esto es el documental "The Social Dilemma". Y en esta edición, Camila ha escrito sobre cómo influyen las RR.SS. en nuestra alimentación.

Nosotros queremos influenciar de manera positiva y nos gustaría compartir algunas ideas que nos encantaría fuesen tendencia.

Tener un compost / Compostar nuestros residuos

Hace algunos años comenzamos a ver nuestros residuos con otros ojos. La idea de sacar bolsas de basura semanales, donde se producen distintos gases y mal olor nos empezó a hacer ruido. Nuestra idea era disminuir la cantidad de basura que tirábamos a la semana y hacernos cargo de los residuos orgánicos de mejor forma. Somos vegetarianos, por lo tanto nuestro consumo de frutas y verduras es considerable. Aunque independiente de la dieta, para la mayoría de las personas, una parte importante de la alimentación se compone de frutas y verduras que al mezclarse con el resto de nuestros residuos generan gas metano (este artículo de Dieter explica más sobre esto). Este gas es uno de los grandes responsables del cambio climático.
Por eso se vuelve más relevante separar los desechos, no sólo plásticos, cartones y todo lo que ya puedas estar haciendo respecto a reciclaje, sino que también separar todo lo orgánico (frutas, verduras, plantas, hojas, cáscaras de huevo, por mencionar algunas).

Nosotros tenemos una vermicompostera. Nos pareció mágico poder ver a las lombrices (californianas) transformar nuestros residuos en abono para las plantas, y no nos equivocamos. Ver a estas pequeñas multiplicarse y crecer nos ha conectado de otro modo con lo que consumimos y cómo tratamos nuestros desechos. Desde un punto de vista personal, nos parece que es muy bonito vivir el proceso y crear una conexión distinta con lo que consumimos y botamos.

Vamos pre-compostando antes de alimentar a las lombrices, por lo que también echamos papel (idealmente sin tinta), cartones como los rollos de papel higiénico, hojas secas, etc. Así, hemos reducido nuestra basura considerablemente. Lo que antes eran bolsas semanales, siempre húmedas, ensuciando el basurero y dejando mal olor, se volvió en menos de 1 bolsa al mes, seca y perfectamente compactable.

Si quieres profundizar más en los beneficios del compost, te invitamos a leer el artículo de Regenera Orgánico y, si tienes alguna duda o quieres empezar a compostar y no sabes cómo, ¡escríbenos! 😉.

Optimizar nuestro consumo de agua

Lo han dicho hasta el cansancio: se nos acaba el agua. La sequía en Chile se vive hace años y en regiones donde antes nos acostumbrábamos a ver todo verde, ya no es tan así. Es importante que hagamos buen uso del agua y seamos conscientes de lo que significa levantar/girar una llave de grifo y que salga agua potable.

A veces teniendo las cosas tan a mano, no logramos darle el valor que se merecen.

Creemos que hay medidas básicas y muy sencillas con las cuales podemos mejorar el consumo de agua a nivel individual. No vamos a entrar en temas de política o en lo que se debería hacer a nivel de infraestructura porque lamentablemente eso no está a nuestro alcance, aunque siempre será bueno informarse al respecto y exigir cambios y mejoras en estos aspectos también.

Puede que no sea algo común, pero nuestra ducha demora un buen rato en calentar. Nos parecía un despropósito y comenzamos a dejar un balde que llenamos mientras se calienta. Cada vez que hacemos esto terminamos llenando un balde, ¡de casi 10 litros! Lo mismo hacemos cuando lavamos frutas y verduras, juntando fácilmente unos 5 litros. Te preguntarás qué hacemos con toda esa agua, ya que claramente es una cantidad considerable de agua. Hoy la reutilizamos para regar plantas, regar el compost y distintas tareas del aseo como trapear, lavar ropa, etc. Aunque siempre estamos pensando nuevas ideas para su uso.

A esto se suman las ya clásicas recomendaciones como:

Y finalmente otras medidas más indirectas pero que tienen repercusión en el uso del agua, como la alimentación o el uso de electrodomésticos eficientes.

Puedes profundizar más sobre la crisis hídrica leyendo el artículo de Pablo en nuestra edición anterior: "El escenario de Chile y el mundo en torno al agua".

Jardines eficientes y sustentables

Cometocino de Gay (Phrygilus Gayi), con polen en su cabeza, sobre Chagual (Puya chilensis).
Fotografía por Carla Soto.

Siguiendo con el tema anterior sobre uso del agua, es importante re-pensar nuestros jardines. Optar por plantas de bajo consumo hídrico y, en especial nativas, nos ayuda a tener jardines mas sustentables.
Pensar nuestros jardines, reflexionar acerca de la necesidad de tener pasto (el cual tiene un alto requerimiento hídrico) y potenciar el uso de plantas nativas, que son indispensables tanto para polinizadores como aves. Al optar por plantas nativas en nuestros jardines mantenemos la biodiversidad del lugar, ya que muchas proveen de alimento a diversos animales o incluso como lugar de sobrevivencia, como es la relación del chagual (Puya chilensis) con la mariposa del chagual (Castnia eudesmia).
Por eso es esperanzador ver iniciativas como las que ha empleado la comuna de Providencia, donde han rediseñado sus jardines y modificado zonas donde antes había pasto, tierra y/o maleza, por jardines con diversas especies que se adaptan mejor a la escasez de agua, lo cual les significará un ahorro mensual aproximado de 16 millones de litros 👏.

Te invitamos a leer el interesante artículo "Tendencias en paisajismo", que escribió Verónica para esta edición.

No existe la comida fea

Cada día se descartan toneladas de alimentos por no cumplir con ciertos estándares que exige el mercado. Pareciera increíble pensar que, en un mundo donde aún escuchamos hablar de desnutrición y malnutrición, se pierde semejante cantidad de frutas y verduras por ser simplemente "poco atractivas". Lo que más impresiona es que gran cantidad de ese descarte no sucede porque, por ejemplo, esa fruta esté en mal estado sino porque es pequeña, no cumple con una determinada forma o tiene manchas de algún gusanito que pasó por ahí. Esto no tiene que ver con su sabor o aporte nutritivo, sino que simplemente por reglas de mercado.

Nos hacen creer que la comida es como lo que venden en los supermercados, con empaques vistosos, brillante, bonita... "perfecta". Obviamente detrás de esa perfección hay demasiada comida perdida que en muchos casos simplemente se bota.
Nosotros consumimos productos de la feria orgánica y muchas veces escuchamos que es más cara, que es una lata porque las frutas y verduras vienen "muy sucias" u otra variedad de conceptos que surgen simplemente por la desconexión que existe con lo que consumimos. Y en realidad, ¿es más sucio un gusano que los químicos que tienen esas frutas perfectas? O, ¿qué pasa con aquel elemento que hace que la manzana brille tanto de manera poco natural?

Si queremos ayudar a que no se siga desperdiciando comida, podemos sumarnos a la tendencia de consumir todos los alimentos, sin importar cómo se vean (y mejor si lo consumimos por completo).
Hace un tiempo, Darío Contreras escribió sobre la importancia de no botar la comida. Parece una mala broma, pero se desperdicia muchísimo alimento en todo el mundo, incluso antes de ponerlo en el mercado.

Volver a la comida hogareña

Siguiendo con la tendencia anterior, el desperdicio de alimentos alrededor del mundo es algo que nos preocupa por lo que no sólo creemos que si cocinamos más en casa estarás ayudando a evitar este desperdicio, sino que también creemos que nos ayuda a darle más valor a lo que comemos. Preparar tu propio alimento toma tiempo, requiere de paciencia y no es un acto inmediato. 

En este artículo, Pamela nos invita a reflexionar sobre los beneficios de preparar tu propio alimento.

A la vez podemos optimizar de mejor manera nuestra cocina, utilizando técnicas como el batch cooking o evitando desperdicios y utilizando, por ejemplo, una verdura por completo. Tenemos recetas donde hemos compartido ejemplos de esto, como algunas donde utilizas hasta las hojas de la zanahoria o un zapallo completo.

Caminar o usar la bicicleta

La vida de ciudad se vuelve cada vez más acelerada, todo es inmediato y nos involucra cada vez más en una relación de rapidez que nos hace pensar que debemos movilizarnos en auto a todos lados. Desde nuestro punto de vista la ciudad está mal planteada, dando un inmenso poder al parque automotriz en relación a otros medios de movilización. Si bien la pandemia ha ayudado a sentir temor de utilizar el transporte público, llevando a gran parte de la población a recurrir a autos para moverse de un lado a otro, siempre es momento de repensar la relación que tenemos con la ciudad y a movilizarnos a pie o en bicicleta. Está comprobado que estas dos actividades no sólo son más saludables, sino que establecen una mejor relación con el entorno y la comunidad. Aunque es algo que creemos está ganando cada vez más adeptos, siempre nos parece bueno recalcarlo.

​​Acá hay una entrevista donde se conversa acerca de la movilidad sustentable. Es muy interesante y aunque es bastante largo (38 mins.), se pasa rápido. Está en inglés, pero se pueden seleccionar los subtítulos autogenerados en español y, en este caso, funcionan muy bien 👍.

Menos es más

Finalmente, creemos que gran parte de todas las ideas anteriores se pueden englobar en un tema: Reducir.
Seguimos el camino de una sociedad cada día más consumista, una relación con la inmediatez nociva, con modas pasajeras, con mostrar posesiones de manera online y nos vamos acostumbrando a ello mientras todo caduca a ritmo acelerado. Como la tecnología avanza tan rápido, nuestros aparatos van quedando "obsoletos"; como vivimos tan rápido, nos resulta más fácil comprar comida lista; como es tan barato, compramos ropa sin pensar cómo es posible que esa prenda tenga ese valor. Y así seguimos y seguimos.

Tal vez la reflexión en torno a esto es que antes de comprar o comportarnos como lo hacemos, analicemos si realmente necesitamos eso que creemos querer.


Seguro la lista podría seguir y seguir, pero nos gustaría saber tus ideas y así crecer juntos. ¿Qué idea podríamos incluir en esta lista? Deja un comentario, te leemos 😉.

Carla Soto

Carla Soto / Diseñadora gráfica y editora De la Raíz al Plato

La naturaleza, la cocina y los viajes me animan cada día. Diseñadora Gráfica de profesión, he buscado un camino donde pueda relacionar el diseño y la naturaleza en un mismo lugar. Hace algunos años creé Magnolia Flores y en una búsqueda continua sigo complementando con estudios de paisajismo sustentable, nunca dejando de lado el diseño e intentando compatibilizar todo con mis ganas de viajar y recorrer, además de este hermoso proyecto que hemos creado junto a un gran equipo, De la Raíz al Plato.

Alberto Marcías

Alberto Marcías / Diseñador gráfico, desarrollador web y UX.

Gran parte de mi tiempo lo dedico al diseño gráfico, enfocado en diseño de imagen y branding para marcas. Y si bien el diseño me gusta mucho, dedico muchas horas al desarrollo web, especialmente enfocado en la usabilidad. Gracias a eso he podido participar como uno de los creadores y colaboradores de De la Raíz al Plato, revista con la que he tenido la oportunidad de participar con otras pasiones: la fotografía e ilustración.

Puedes saber más de mi, en mis redes 😉.

Comenta este artículo...

¿Quieres leer más artículos como éste?

Recibe el contenido de nuestra revista digital directamente en tu correo.

Secciones sitio
Diversificación de la pesca artesanal y turismo comunitario en la Región de Los Ríos

Otros artículos

Diversificación de la pesca artesanal y turismo comunitario en la Región de Los Ríos

Travesía turismo un proyecto que busca la sustentabilidad en el sur de Chile a través de la alimentación local y experiencias.

Alimentación y cambio climático: ¿Qué podemos hacer al respecto?

Otros artículos

Alimentación y cambio climático: ¿Qué podemos hacer al respecto?

Es una tendencia en alza la preocupación sobre nuestro impacto y huella en el planeta. Una de las formas en que podemos contribuir a reducir esa huella es con nuestra dieta. Es importante conocer de dónde vienen nuestros alimentos así como también reducir el consumo de productos de origen animal.

El amanecer

Otros artículos

El amanecer

Danny Lira comparte con De la Raíz al Plato un poema sobre las semillas y la importancia de los suelos, acompañado de fotos microscópicas de semillas chilenas.

El gran momento

Otros artículos

El gran momento

Carolina Echeverri es una apasionada de las aves y comparte con nosotros sus percepciones desde Colombia sobre el sonido de las aves y algunas sugerencias para mantenernos atentos a los sonidos y movimientos de la naturaleza.

¿Quieres colaborar con nosotros?

Quieres apoyar con contenido, ser parte de una nota o ilustrar algún artículo. Escríbenos con tu idea y conversemos. Como siempre decimos, uno a uno intentemos complementar la visión que tenemos del mundo.

Escríbenos

Ediciones de De la Raíz al Plato

×